Diciembre

diciembreEs escuchar diciembre y cantar “ya volveré el año que viene” al modo Depedro. Aunque estrene el mes con el cumpleaños de la más grande (mi madre, que no la Jurado) diciembre es un mes para salir corriendo y no parar ni en la meta de la San Silvestre. Seguir y escapar a cualquier lugar remoto sin lucecitas ni villancicos durante  los cuatro días de puente, después ahorrarse todas las cenas de empresa, comilonas y confetis varios y volver a la vida real en las rebajas. Listo.

Mientras tanto, como no tengo superpoderes, seguiré con Depedro en mente para buscar los instantes a este mes, esos que cuesta tanto ver hoy, un poco menos quizás en enero, pero que nunca, nunca encuentro antes, qué le vamos a hacer. Menos mal que aún quedan espacios poblados por irreductibles galos que resisten todavía y siempre a las invasoras navidades. Como Intempestivos, que además de todos los saraos del año este mes organiza la presentación del primer libro de poemas de Guille Galván, de Vetusta Morla. Otro es La Cárcel, que estrena diciembre programando teatro a beneficio de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui y albergando la edición más otoñal de Future Shorts Segovia.

Otro irreductible, El Palacio de Quintanar programa hasta el mes de enero la exposición Cambio Climático, desarrollo y ODS que, ahora que está tan de moda hablar sobre el tema, seguro que plantea más interrogantes y ganas de entender que cualquier reunión de la Cumbre de París sobre el Cambio Climático. Tiempos modernos estos de la política internacional, Charlot se hubiera agotado de hacer películas que podrían ser recogidas después en un ciclo como el que ahora programa el Cine Club Studio de Segovia.

Lo dicho, planes que evitan que queramos invernar (de modo literal, no como los argentinos) sabiendo que estamos en diciembre y que, además, nos quedan por delante otras dos semanas de campaña electoral. Paciencia. Cierto que aunque esta vez se presenta con un poco más de color,  dos, entiendo a quienes son vencidos por la apatía y se resisten a votar. Supongo que no nos vendrá mal ver Sufragistas, que se estrenará dos días antes de las elecciones porque, aunque no tengo ni idea sobre cómo abordará la cuestión, su ejemplo recuerda que hay gente, aún hoy, que tiene prohibido votar. Y que son muy pocos los que ganan si somos muchos los que nos rendimos. Por eso, por lo menos, pensemos qué hacer con nuestro voto. Y dónde queremos llegar.

Tengo muchas ganas de que llegue el 7 de enero. Mientras tanto, intenten disfrutarlo que diciembre y todo lo que representa, aunque cada vez empiece antes, es sólo un mes del año.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

3 thoughts on “Diciembre

  1. Pues si está lleno de cumples de las más grandes, ya que suben a ese carro a mi hermanisima y suegrisima…
    Y además, este año, con las elecciones, casi no vamos a darnos cuenta de que es Diciembre…
    Aunque yo, por el contrario, adoro este mes con todo lo que representa, aunque cuando llega Enero, quiero desintoxicarme de él, eso sí…
    Feliz mes!!

  2. Hola.
    Estoy aprendiendo sobre blogs y he encontrado el tuyo.
    Me sorprende mucho encontrar un blog con tantas curiosidades de Segovia.
    Veo que la última actualización es en diciembre. Te animo a que continúes en marzo.
    Me gusta el formato para consultar posibles planes en esta ciudad.
    ¡Gracias!
    Bea.

  3. ¡Hola Beatriz! Muchísimas gracias por tus palabras, siempre se agradecen. Sí, efectivamente hace un tiempo que no escribo… pero prometo ponerme a ello muy, muy pronto.

    No sé qué te gustaría aprender relacionado con blogs, pero si puedo ayudarte en algo, sólo tienes que pedirlo.

    Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.