Aquí estoy

Siempre que no sé comenzar, empiezo por el principio. En mi caso los orígenes conocidos más remotos son mis abuelos. Uno, el materno, tuvo una vida difícil y luchó en una guerra que no era la suya, pero siempre le recuerdo bromeando, haciendo juegos de palabras y leyendo el periódico entero. Fue quien, mientras yo estudiaba periodismo, me regaló una columna titulada El oficio más bonito del mundo pensando de verdad que lo era.

El otro es una de las personas más listas que conozco a pesar de no haber estudiado más que “las cuatro reglas”, que está orgulloso de ser y trabajar en el pueblo y que para mi representa el saber de la gente de campo.

abuelos

¿Y las abuelas? Porque detrás de cada gran mujer siempre hay un gran hombre. Y los cuatro lo son.

Volvemos a empezar por la materna, tan cálida y dulce como los bocadillos rebosantes de nocilla que nos preparaba cuando íbamos a verla. Nocilla. Es a eso a lo que sabe mi infancia.

Saber estar, las dos tenían. Y mucho. Mi abuela paterna, incansable trabajadora, capaz de echarse la vida a los hombros y superar cualquier problema. Suyo y de los suyos, pero siempre juntos.

Mis abuelos inculcaron esa forma de ver la vida en mis padres, maestra y ganadero. Una historia que hace de mi lo que soy hoy porque ellos lo fueron primero. Y que se unieron a través de una carretera llamada n110, un camino que yo resumo aquí. ¿Y qué es www.n110.es? Sólo un espacio para escribir sin pretensiones, mostrar imágenes y textos sabiendo que no son perfectos con un único objetivo: compartir y hablar de cultura, ni alta ni baja, ni fea ni guapa. Sólo cultura: resumen en una sola palabra de lo que nos diferencia pero, al mismo tiempo, nos hace empezar a hablar.

Ahora que nos conocemos, ¿empezamos?

2 thoughts on “Aquí estoy

  1. Y porque ansiamos conocerte aún más, sigue siendo como eres.
    Y ahora mismo, eficaz, como veo. #nohayproblemasinsolución

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.