#Listaspara… alegrarme el día

Agosto, los domingos de rastro y la primavera existen porque también vivimos en febrero, las mañanas de los lunes y los días grises. Lo uno va de la mano de lo otro, como no hay buena romería que no dure al otro día. Mi semana empezó exhausta, deseando ser terminada por todo lo que había reído, llorado, bailado, abrazado, cantado, comido, bebido y todos los verbos divertidos que se quieran poner en la lista durante los tres días anteriores. Son los ratos así los que te dan fuerzas para el resto, los que convierten un lunes en un sábado que sabe a cromo repetido cambiado por el último de la colección. Estamos a mitad de semana, y como quiero que estas alegrías me duren hasta la próxima, guardo todo ese buen rollo donde más seguro va a estar: en esas canciones capaces de alegrarme el día. Como una llamada inesperada por esperada. Como terminar de cenar y ver que ponen Primos en la tele. Como llegar a casa y comer a mesa puesta. Con qué poquito…

Empezamos:

La mujer de verde, de Izal. Porque sí, porque va de verde, se disfraza y tiene superpoderes. “Y me dice que sonría”. Como el batería del grupo, que no dejó de hacerlo durante todo el concierto que dieron la semana pasada en el Palacio de los Deportes. Imposible no contagiarse de esa ilusión.

#listasparaalegrarmeeldia

Corazón contento, . ¿Por qué no? Una explosión de alegría naif, aquí un poco menos rosa gracias a los instrumentos y la velocidad de esta versión de Los Coronas.

Girls Just Want to Have Fun, de Cindy Lauper. Ganas de pasarlo bien, de ser independiente, de reírte con tus amigas. Eso es un día perfecto.

Here comes the sun, de The Beatles. Porque después de sobrevivir al invierno segoviano y de encontrarme contigo de nuevo, siento que el sol nos vuelve a calentar igual.

Waitin’ On a Sunny Day. Bruce Springsteen. Por eso te sigo esperando como un día soleado. Si lo dicen los Beatles, si lo dice el Boss, ¿quién soy yo para no hacerles caso?

Lo que te hace grande, de Vetusta Morla. Porque nada me alegra más el día que pensar en lo que realmente me hace grande: tenerte delante otra vez. Bueno, y que dentro de muy poco estaré escuchándolo en directo en el Palacio de los Deportes.

Love is in the air, John Paul Young. Sí, seguimos moñas, pero pocas veces una canción tan sencilla es capaz de dar tan buen rollo. Porque, ¿qué sería de nosotros sin los estribillos facilones?

I’m shakin’, de Jack White. Perfecta para empezar el día con mucha, muchísima energía.

Sweet Child O’Mine, de Guns and Roses. Porque escucharles es volver atrás, cuando estábamos tan agustito sin responsabilidades. Esta bien sentirlo por un tiempo para darse cuenta de que coger las riendas es siempre mejor.

Shiny Happy People, de R.E.M. Ingenua… para escucharla sin complejos.

Friday, I’m in love, The Cure. Huele a viernes en medio de la semana. Sabe a antiguos Asuntos Propios.

Nadie como tú, de Calle 13. ¿Qué haríamos sin esa persona que nos hace olvidar que todo lo malo que hay fuera no es tan, tan importante?

El calor del amor en un bar, de Gabinete Caligari. Bares, qué lugares… y lo sabes.

Take me Out, Franz Ferdinand. Nunca me saques de un bar si suenan ellos. Viviría en su bar.

Ecuador. Esta no estaba en mi lista. Sólo la meto por ti. Para ti.

Aquí se quedan mis recuerdos de fin de semana, guardados en mi playlist para escucharlos cuando se necesiten. Hasta el próximo.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

4 thoughts on “#Listaspara… alegrarme el día

  1. #yocorazón por mi!!!!!! Y cada vez que la vuelva a escuchar….#parati! #mensajesocultos que me hacen sonreir!!!
    Añadiría una más:
    Te doy una pista? The Communards ;) que me hace levantar los brazos el buenrollismo!!!!

  2. para ti !!!!! Eso va por ustedes
    No me falta ningún verbo que no me saque una sonrisa de la boca aunque fuera un lunes gris y frío de febrero !! Viva el frío, así nos abrazamos mas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.