#Listaspara… imaginar mi verano

verano

Sí, ya sé que hay mucha gente  hablando de lo mismo, que soy muy poco original, pero no quiero serlo si eso conlleva no pensar en verano, sinónimo de vacaciones (a veces) y días más largos (siempre). Dicen que se hará oficial este domingo, Damm ya ha estrenado su consabida campaña, pero viendo el tiempo que está haciendo estos días, no sé si esa fecha incluye también a Segovia. Aún así, como buena chica de la tierra que estoy volviendo a ser, sé que el verano aquí, como Hawai, es un estado de ánimo. Quien no lo asume es porque no quiere. Aunque quizás debería aprender a valorar el lujo que es vivir en una larga primavera. Mientras me lo pienso, voy preparando una #listaspara imaginar mi verano, ese que estará hecho de trocitos de otros meses estivales y alguna que otra sorpresa, digo yo. Ahí va:

Fantastic shine, de Love of Lesbian. Parece que el paso del tiempo está marcado por campañas publicitarias: la primavera y el otoño llegan de la mano de El Corte Inglés, la Navidad con el anuncio de Freixenet (o el de la Lotería Nacional) y el verano de la mano de Damm. Anunciantes del mundo, uniros, y hacer oficiales todos los puentes del año. Que disfrutemos por decreto de todos ellos, autónomos incluidos. Y de paso contratadnos a nosotros, ciudadanos normales, como estrellas de los mismos, que ya nos basta con ver a los famosos en las películas. Pero vamos a lo que vamos, a escuchar a Love of Lesbian, protagonista de la campaña cervecera de hace un par de años. Una canción divertida, sutil, superficial. Como un día de playa.

Muerte en Hawaii, de Calle 13.  He empezado hablando de Hawai para tener una buena excusa para colar a Calle 13 y su ukelele por aquí. Porque sí, porque estos chicos tienen “más cuentos que contarte que García Márquez”, como todo lo que creemos que sucede en el verano eterno del más idílico estado norteamericano.

American Woman, de Lenny Kravitz. ¿Y qué hace este chico aquí? Porque el verano también se pasa en el pueblo, aunque para muchos haya vida allí más allá del mes de agosto. Y verano y pueblo son sinónimos de verbenas. Hace unos años aluciné con el repertorio de una orquesta que tocaba rock, mucho rock, además de los clásicos verbeneros, American Woman entre ellas. No sé dónde estarán, ni si volverán por aquí… Os echo de menos.

Bailaré sobre tu tumba, de Siniestro Total, porque la ponían mucho en la discoteca del pueblo, que también hay. Y siempre la bailaba. Y la versionaba.

Splitter, de Caléxico. Porque Siniestro Total toca este año en el Portamérica y Caléxico, que lo hizo allí el año pasado, viene al Sonorama. Una cosa lleva a la otra y celebro que los festivales se hayan consolidado de esta manera en las vacaciones españolas, que sabemos que otra canción del verano es posible. Y ésta a mi me lleva a hacer un viaje en coche. A salir, a olvidar esa parte del futuro que vendimos. Y pensar que la puedo comprar de nuevo.

Malagueña salerosa, en la versión de Pasajero y Calocando. Porque el verano es playa y playa es sur. Y porque esta versión es absolutamente genial. Si alguien tiene un enlace mejor, que me lo diga ya, por favor.

Parlami d’amore Mariù, aquí cantada por Achille Tongliani, porque es la banda sonora de Light Blue, y el verano, como Italia, es azul.

El verano del incencio, de Luis Brea. Gracias a los melocotonazos apadrinados por enseñármelo. “Tú ideaste algo salvaje, yo no te sé decir que no”. Así empieza un buen plan.

Ser Brigada, de León Benavente. Y para planazo, éste. Con o sin R5, la idea queda clara, muy clara.

Toro, de El Columpio Asesino. Otra igual: “Nos vamos a Berlín, no quiero reproches”.

Every Tear Drop is a Waterfall, de Colplay, el Ritmo de la noche en versión elegante pero con el mismo mensaje: bailemos como si no hubiera mañana, ya veremos después. Eso sí, Chris Martin ya nos anuncia que el lunes llegará otra vida, igual que el 1 de septiembre. Casi que lo vamos terminando aquí, como las vacaciones, aunque algunos suertudos se seguirán echando la siesta gracias al horario reducido hasta septiembre.  Y me pongo melancólica, como el final del verano, pensando que es triste que los días del estío se conviertan en vacaciones de nuestra propia vida, la real, la de todos los días. De ti depende que todo el año sea 15 de agosto.

Wake me up, en la versión de Avicii, la dejamos para el final que para eso el verano empieza con el cumpleaños de una chica tan divertida como el mes de agosto. Ni anuncios de Damm ni tontadas varias, ¡muchísimas felicidades!

Y hasta aquí hemos llegado. Escucha la lista completa, si quieres, y dime que tema crees que protagonizará tu verano. En septiembre nos contamos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

3 thoughts on “#Listaspara… imaginar mi verano

  1. So wake me up! #segovianwoman #verano y esas orquestas de pueblo que se me hacían conciertos… Y de los buenos! Se nota cuando escuchas U2 en ellas… Ayyyyy!!! Y mola acabar curso, cumplir años y empezar la estación del año de vacaciones por excelencia, aún siendo autónomo ;)

  2. Congratulations! Imagino sua felicidade, prlpminaicente por ter sido aceita em um paeds que vocea tanto gosta. Acredito que vocea ainda voltare1 a morar.Tenho uma amiga que visitou Paris e Madri nas fe9rias. Odiou Paris e amou Madri.De quebra acabou conhecendo ve1rios brasileiros que este3o trabalhando ilegalmente como gare7ons por le1. Esse nosso povo ne3o toma jeito, ne9?Bjs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.