Noche de Luna Llena

noche-de-luna-llenaLa versión de la Noche en Blanco segoviana se llama Noche de Luna Llena, un nombre mucho más propio, porque hay pocos momentos en todo el año con más cosas que hacer. Para noche en blanco, la de las fiestas de mi pueblo. No porque no pase nada, más bien lo contrario. Tiempo después puede que la recuerde en blanco, cosas de las peñas.

La luna llena llega este sábado a Segovia iluminando, ya que en esta ocasión celebra que 2015 es el Año Internacional de La Luz, según Naciones Unidas. Estos señores lo habrán decidido así para hacer desaparecer todas las sombras que nos vienen encima, que no están siendo estos días muy tranquilos, precisamente. Por lo menos el sábado podremos distraernos un rato con las 42 actividades que el Ayuntamiento de Segovia ha programado de 20.00 a 2.00 horas durante la noche del 4 al 5 de julio, protagonizadas por 48 artistas y a las que se espera que asistan miles de segovianos en cualquiera de los 25 espacios habilitados. Todo, acompañado por una cifra que nos gusta aún más: 0 euros. Casi gratis, porque sólo hay que pagar por las degustaciones y el taller de diseño de chapas, que no costará más de 1,5 euros. Y por la ruta de tapas Saborea las Constelaciones, claro está.

Teatro, música, talleres, pasacalles, exposiciones, cuentos, cine, magia y danza, entre otras cosas. Todo dentro de una Noche de Luna llena dedicada a la luz. Es paradójico que sea precisamente este satélite el que ilumine una madrugada cultural con esta temática, puesto que no deja de ser un reflejo de otro astro mucho más fuerte. También es simbólico, porque nos recuerda que una luz reflejada puede iluminar más que el foco más potente al revelarnos muy poco a poco los detalles que sí que importan.

Sólo cuando no hay nada, absolutamente nada que se cruce en su camino, la luz se impone con toda su fuerza deslumbrando, que no mostrando. No hay luces sin sombras, pues. Si sólo hay luz, no hay nada, lo que deriva en una oscuridad absoluta. Como nosotros mismos, puesto que no hay momentos buenos sin sus reflejos malos, que ya lo hemos hablado antes. Segundos breves como la luminosidad de una cerilla. La rutina se compone de pequeños instantes que no pueden ser vividos sin ser consumidos. El chispazo de un fósforo, no la llama un mechero, no podemos guardarlos para otro rato: es imposible vivir sin matar el tiempo. Por eso es tan difícil entender lo que significa eternamente, pero de verdad, con todas su letras. Hasta que llegue un instante tan cabrón que te lo enseñe para siempre. Esta vez sí.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

One thought on “Noche de Luna Llena

  1. Y qué me vas a contar a mí de #luna… que “la llevo tatuada en mi piel” y es el veneno que corre por ella, como en la canción de #radiofutura :)
    Ya que algun@s vamos a hacer la noche en blanco como tu en tu pueblo a veces…disfrutad, que va a hacer bueno!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.