¿Quién habla en un artículo de opinión?

Siempre me ha gustado leer recopilaciones periodísticas. Suelo leer algún que otro artículo de opinión mientras son publicados en prensa, pero me gusta más discutir con los que me rodean. Una vez un profesor de la universidad dijo en clase que para él la educación a distancia era como el sexo: practicarlo solo está bien, pero es mucho mejor si se hace en compañía. Lamento muchísimo no recordar su nombre. Comparto esta metáfora comparándola con los artículos de opinión. Sin embargo, me encanta comprar recopilaciones periodísticas y leerlos del tirón años después. No sé muy bien por qué.

antología de artículos de opinión de David Trueba

Quizás  porque leyendo varios textos del mismo autor es más fácil aprender y descubrir una estructura común, saber cómo utiliza ciertas palabras para lograr el efecto deseado o encontrar una lógica argumental inherente a todos los textos. O no, y ahí está la gracia.

Me gusta leer estos libros porque vuelvo a revivir pequeños instantes detenidos en palabras, lo cual no deja de ser importante en una época capturada por imágenes. Leer un artículo de opinión hoy sobre la apertura del polígono Cobo Calleja en Fuenlabrada, la llegada de Merkel al poder o sobre el uso de la uralita me lleva a recordar cómo leía las noticias en ese momento, que no es otra cosa que sentir exactamente cómo pensaba. Y descubrir que nunca fui tan original. Que ese idealismo sigue ahí, pero quizás sea ahora un poco más comprensivo. Que aún recuerdo la ilusión de estrenar trabajo, aunque juré no acomodarme nunca. Y que sigo volviendo al pueblo, aunque los veranos no sean, ni por asomo, tan largos. Ni para mi ni, desgraciadamente, para el pueblo.

Me gusta ver que hay cosas que nunca cambian, como que no estamos tan equivocados pensando lo que pensamos sobre quién maneja el poder y el dinero. Que las cosas bien hechas, bien parecen. Y los textos bien escritos también.

Por eso siguen teniendo vigencia, siguen siendo actuales y nos hacen debatir con y contra nosotros mismos. Nos recuerdan también que la palabra siempre permanece ahí y los buenos usos se mantienen en el tiempo, no así los malos. Los recortes son recortes, hace mucho que dejaron de ser los ajustes que algunos pretendían. Y, además, conectan las dudas, certezas, creencias y cambios de dos personas; el lector del presente con el del pasado. Para mi eso es exactamente el valor del buen periodismo, y de la buena literatura porque, ¿de quién es la opinión de un artículo de opinión?

No creo que nadie relea este texto alguna vez pero, por si acaso, aquí va.

Una selección de libros de opinión

P.D. Hoy os dejo sólo algunos ejemplos de recopilaciones periodísticas: David Trueba, Enric González (bueno, no son artículos de opinión al uso pero merece la pena) y Gabriel García Márquez. No está nada mal.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

One thought on “¿Quién habla en un artículo de opinión?

  1. Aunque de periodismo sé “cero patatero”, el leer todavía lo controlo a ratos, y hay veces que “releer” es lo más divertido, sobre todo si te pones en la piel de quien lo escribe:
    Algún@ valiente que deja sus palabras marcadas, plasmadas, dibujadas, con todo lo que ello conlleva, dicese, buena o mala crítica. Porque decir, se dicen muchas cosas, a veces demasiadas, pero afortunadamente, las malas, se las llevará el viento!!!
    —>No creo que nadie relea este texto alguna vez pero, por si acaso, aquí va.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.