Segovia en danza

segovia_en_danza_ok

Mañana comienza Segovia en Danza, un festival protagonizado por el Instituto Universitario de Danza Alicia Alonso de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (IUDAA) y por el Ayuntamiento de Segovia, que demostrará que algunos de nuestros monumentos pueden ser un perfecto escenario. Un paso más, no sólo de baile, para normalizar un arte considerado elitista en su disfrute, no así en su práctica. Inmensa paradoja porque ¿quién no ha bailado alguna vez? No hablo de hacerlo en serio, ni siquiera de hacerlo bien. Hablo de hacerlo porque sí, porque apetece. Porque la vida es una verbena, como dice Lucía Be, y las verbenas están para bailarlas. Y punto. Me vale un baile de sábado noche o un día tonto en casa. Danzar celebrando el gol de cualquier equipo de fútbol también cuenta. Bailar, sea como sea.

No solemos bailar en un escenario, por eso me parece interesante que Segovia en Danza haga lo propio.  Tampoco bailamos solos, como en este festival los intérpretes se mueven con autores como Cervantes, Gabriel García Márquez o Milan Kundera que actúan como inspiración de las obras que acompañarán las composiciones de Bach, Debussy o Falla. Y, como suele pasar un sábado noche, la entrada es libre hasta completar aforo. Ahí es nada.

Bailar es mucho más que moverse al ritmo, o no, de la música. Danzar puede ser el más exigente de los deportes. Nos hace más fuertes, más elegantes. Y es divertido. El baile es cultura, no nos movemos cómo nos movemos por que lo hayamos inventado nosotros, danzar es un homenaje a nuestras raíces. Bailar puede comunicar con la misma fuerza que el mejor de los textos. Aprenderlo y practicarlo nos hace necesitar la música y, no puedo olvidarlo, también despierta la creatividad. Por eso, y esto no es cosa mía, ya lo decía hace unos años Ken Robinson en este TED Talks, no tiene sentido que la danza esté tan, tan lejos de los programas educativos públicos. Y va completamente en serio.

El nuevo mercado laboral demanda profesionales resolutivos, capaces de adaptarse rápidamente a entornos profesionales dinámicos. El trabajo para toda la vida ya no existe. Y mientras tanto nuestro sistema educativo nos prepara para repetir lo mismo año tras año, y nos evalúa respondiendo a preguntas que sabemos que nos van a hacer en un papel, en grupo, escondidos. Ni siquiera hay que presentar en voz alta una respuesta, por eso aceptamos tranquilamente que es difícil hablar en público, pero nos parece posible aprobar un examen de inglés memorizando, que no pronunciando, la lista entera de phrasal verbs. Premian nuestra obediencia castigando el riesgo y el error, preparándonos para un futuro en el que siempre esperaremos que alguien  nos diga lo que tenemos que hacer. Algo que no realmente no existe. O sí, y eso da mucho miedo.

Nos exigen creatividad. Nos excusamos pensando que es un talento con el que sólo unos pocos nacen pero, como todo, también se trabaja. Dibujando, escribiendo, bailando, jugando, tocando cualquier instrumento, aburriéndose. Haciendo, en definitiva, algo distinto. Equivocándose, claro que sí. Rompiendo los esquemas más racionales de pensamiento para conseguir llegar con otra propuesta. Y atreviéndose a proponerla, aunque parezca una locura.

Como siempre, la raíz de esta situación no está sólo en las aulas. Si estamos viviendo una reducción paulatina de las asignaturas artísticas en los programas escolares es por el poco valor que les damos. Todos. La música es la reina de las ‘marías’ y el dibujo sólo es importante cuando es técnico. Aplaudimos que los niños se apunten a clases extra-escolares de inglés pero no que aprendan a tocar la guitarra. Llega el verano y buscamos campamentos en los que sigan estudiando un poco más. Y se nos olvida todo lo que nosotros aprendimos jugando, pintando. Bailando. Eduquemos personas felices. Serán listísimas también, seguro.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

3 thoughts on “Segovia en danza

  1. A mi me han debido de educar muy bien, por lo feliz que me hace hacer lo que hago!!!
    Es que yo era de “sobre” en música, gimnasia o dibujo, mejor dicho, “Plástica”, y la pongo con mayúsculas, ya que era mi asignatura favorita y a día de hoy lo sigue siendo.
    Porque pinto mucho en esta vida!!! ;)

  2. Y no voy a acapar comentarios sobre danzas, bailes etc., porque sabes que a toda música la pongo letra!!! Y a toda letra coreografía… VIVA LA EDUCACIÓN DE PERSONAS FELICES Y DANZANTES!!!
    VIVAN LOS DANZANTES!!! Vivaaaaaa!! ( ahí se me ha visto el plumero jijijijijijijjij)

    • Tu manera de reírte hoy demuestra lo bien que lo hicieron ayer. Y que sigues bailando lo que te echen, claro está.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.